• :

Daba para más

22/12/2018
Foto: Italiano Corazón
Nota redactada por MendozaGol.
GUAYMALLÉN. Finalizó el año para el conjunto Italiano, con un rendimiento muy irregular. La presencia de jugadores con mucha jerarquía, no fue suficiente para alcanzar los objetivos.

El Club Deportivo Y Social Guaymallén, es una de los conjuntos más grande del departamento, sin embargo está temporada no logró ser protagonista. Con un rendimiento futbolístico muy inestable y la perdida de grandes jugadores para iniciar una nueva competencia, dieron como resultado, el fracaso de los objetivos.

El elenco de Rodeo de la Cruz, arrancó este 2018 proveniente de la Liga Mendocina B, en la cual logró desempeñar un buen papel, que le ayudo a conseguir el ascenso a la máxima categoría del fútbol Mendocino. A partir de este gran logro obtenido, el Cacique comenzó a moverse en el mercado de pases, con la mira puesta en la Primera A.

Era hora de cambiar de chip, estaba a punto de arrancar un nuevo torneo, las expectativas y sueños nuevamente se renuevan. El Deportivo Guaymallén mantuvo la mayoría de jugadores que venían de obtener el ascenso y además, llegaron a la institución dos grandes referente como Matías Banco y Matías Bonarrico.

El arranque en el Apertura de la Liga Mendocina fue muy prometedor, con victoria frente a Godoy Cruz, Fray L. Beltrán y Academia Chacras, sin embargo no lograba convencer en la parte futbolística. La caída frente a Talleres, desencadeno una seguidilla de empates y derrotas para el conjunto Italiano.

De los 54 puntos en juego, el Tricolor logró conseguir solamente 23 puntos, obteniendo un saldo de 5 victorias, 8 empates y 5 derrotas, con 18 goles a favor. Pero no todo era oscuridad para Guaymallén, ya que logró hacer debutar a varios juveniles, el casó más destacable es el de Mariano Moyano, un joven de tan solo 19 años que ya deslumbra a la provincia con su talento.

Finalizado el Apertura, con un flojo desempeño de los dirigidos por Eduardo Castro, era momento de comenzar a moverse en el mercado de pases. Para este Clausura, llegaron refuerzos de jerarquía, como es el caso de Daniel Vega, Maximiliano Montiveros y Cesar Caseres, todos con un objetivo claro, clasificar al Torneo Regional.

Todo comenzó de la mejor manera para Guaymallén en el Clausura, victoria en el clásico departamental frente a Murialdo y ráfagas de buen fútbol. Sin embargo todo se complicó, debido a la abultada derrota sufrida frente a Godoy Cruz, que provoco la salida de su director técnico Eduardo Castro.

Tras está decisión, Gustavo Boer asume de forma interina, que luego de varios partidos se quedaría con el cargo de Director Técnico. A partir de este nuevo mandato, se pudo apreciar un Guaymallén más compacto, presentando una idea de juego clara, a pesar de los resultados no favorables.

Al igual que su antecesor, Boer le dio prioridad a los juveniles del club, haciendo debutar a muchísimos chicos de las inferiores. Era el momento perfecto para que las promesas de la cantera, subieran a primera y tuvieran el honor de compartir conocimientos con un referente como Matías Banco, jugador de un excelente talento.

A pesar de todas las medidas efectuadas para retomar el sendero de la victoria, el conjunto Italiano cerró el torneo con 19 puntos de 59 posibles, obtuvo 5 victorias, 4 empates y 10 derrotas.

Por Kevin Armellini

Comentarios
Quiénes somos | Términos y condiciones | Contactanos
Copyright © 2019 MENDOZAGOL | Todos los derechos reservados
Diseño: Letz Paladini