• :

De Bandera y Selección

30/01/2018
Tags
Nota redactada por MendozaGol.
ENTREVISTA. Camila Aballay, de 16 años, vive su sueño en el fútbol y en la vida. participó del Sudamericano Sub 20 junto al seleccionado argentino y quedó en el cuerpo de Bandera de su escuela.

Camila Aballay atraviesa, sin dudas, uno de los mejores momentos de su vida. La arquera de Las Pumas fue convocada por el seleccionado argentino sub 20 y, además, integra el cuerpo de bandera en su actividad escolar.

La mendocina Aballay, quien además se prepara en la Escuela de Arqueros de Pequi Romero, contó cómo fue el certamen que disputó junto a la Albiceleste, en Riobamba, Ecuador.

Con una altitud de 2754 metros, Riobamba representa un desafío desde el punto de vista de la adaptación para desarrollar actividad física. "Nos costó la adaptación porque no podíamos respirar bien y nos ahogábamos muy rápido. Pero, después, con los entrenamientos pudimos adaptarnos", comenzó relatando Aballay.

Y, luego, continuó con contanto su experiencia: "Compartí el plantel con chicas de todo el país y de equipos como River, Boca, San Lorenzo. El grupo se adaptó muy bien porque estuvimos concentradas tres meses en Ezeiza. Nos hicimos amigas".

Previo a la competencia, la delegación se entrenó en Buenos Aires. "Las canchas de Ezeiza son muy lindas. Es muy emocionante poder entrenar con los colores de la selección argentina. Sabemos que todo el mundo quiere estar ahí y por eso tratamos de dar el máximo", explicó.

En cuanto a sus referentes en el puesto, la arquera reveló que son: Hope Solo (arquera del seleccionado de Estados Unidos) y Laurina Oliveros (arquera del seleccionado argentino) y el arquero del seleccionado alemán Manuel Neuer.

Su historia

"Al principio, no le gustaba a mi mamá que jugara al fútbol porque estaba entrenando todo el día. Pero comenzaron a ver que daba frutos, ahora me apoyan muchísimo.

Comencé a jugar a los 11 años, pero jugaba de 9. Después, mi técnico me sugirió ir al arco. Yo tenía sobrepeso. Me entrené en el arco y no me gustó. Pero cuando me probé en Las Pumas, entré a las inferiores, conocí a Sabrina Castro y nunca más me moví del puesto. Después me vine a la Escuela de Peki Romero donde aprendí mucho. Gané mucha técnica y crecí en cuanto a personalidad.

Un día surgieron unas pruebas, estaba segura de que quedaría y así pasó. Primero me llamaron para jugar un amistoso en Paraguay y, luego, para concentrarme e ir al Sudamericano de Ecuador. Pasó todo muy rápido".

Comentarios
Quiénes somos | Términos y condiciones | Contactanos
Copyright © 2018 MENDOZAGOL | Todos los derechos reservados
Diseño: Letz Paladini