• :

El Disanto de la Lepra

27/06/2017
Nota redactada por MendozaGol.
INDEPENDIENTE RIVADAVIA. El Azul atraviesa una gran racha y salió de la zona de descenso. Nada de esto es casualidad en el equipo de Berti, que encontró en el Pibe Disanto un nuevo estandarte.

Hace un mes, Independiente Rivadavia era crisis total. Sumergido en la zona de descenso, con 12 partidos sin ganar, el equipo del Parque parecía condenado. Sin embargo, el equipo de Alfredo Berti hizo un click y todo coincide con la aparición de la nueva joya del Azul: Lautaro Disanto.

Fue el 28 de mayo, ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy, por la fecha 35 de la Primera B Nacional, cuando la Lepra consiguió su primer triunfo en el año. Ese mismo día debutó, como titular, Lautaro Disanto, surgido de las divisiones inferiores del club.

El pibe ya había demostrado sus dotes ante Los Andes y recibió el voto de confianza del Mecánico para estar desde el arranque ante el Lobo. Inmediatamente, con sus primeras grandes intervenciones, fue ovacionado y, tras el triunfo, 1 a 0, ante el Lobo, quedó en el primer equipo para no volver a salir.

Seguidamente, pasaron con la misma suerte para el equipo del Parque, los difíciles Nueva Chicago, Argentinos, Chacarita y San Martín de Tucumán. La única manchita de los últimos seis partidos, fue la caída en Córdoba ante Instituto. Sin embargo, el triunfo del Bicho, del lunes por la noche, ante Juventud unida de Gualeguaychú (promedio: 1,227), le permitió al Azul (promedio: 1,231) abandonar la zona roja.

Disanto representa el desnivel, el cambio de ritmo y la frescura. Junto a la nueva joya, también se destaca otro canterano, Mauro Cerutti. Así, de la mano de sus dos pibes, quienes tienen un gran protagonismo, el equipo de Berti salió de abajo y, ahora, sueña con quedarse en Primera, sabiendo que depende de sí mismo.

Comentarios
Quiénes somos | Términos y condiciones | Contactanos
Copyright © 2017 MENDOZAGOL | Todos los derechos reservados
Diseño: Letz Paladini